El Origen de los Castillos Hinchables

No está del todo claro cuál fue el origen de las castillos hinchables. Ya que hay dos versiones de su origen una americana y otra inglesa.

Tenemos que irnos a Lousiana, Estados Unidos de Ámerica. Fue John Scurlock, que estaba creando un nuevo tipo de cubierta inflable para pistas de tenis. Fue cuando sus compañeros y amigos entre carcajadas saltando sobre la lona cuando tuvo la idea de crear todo tipo de inflables como, tiendas inflables, domos, señales y quizás el más importante de todos:

El colchón inchable más famoso de la historia fue el de rescate. Utilizado por los bomberos y fuerzas de seguridad, de ahi partió la gran idea

Pero fue en 1967, cuando se añado a este “colchón” paredes añadiendole seguridad, para que los niños pudieran saltar y jugar sin peligro de caída. Es muy importante que los niños tenga una estimulación física mediante el juego, al igual que una estimulación intelectual, como por ejemplo, leer un buen cuento infantil.

Fue así, como surgió todo un negocio al rededor del conceptos, y no tardó mucho en verse en ferias, eventos y cumpleaños, como el elemento estrella.

El futuro de los castillos inchables

Ahora gracias a la técnología, y todo el depliegue en desarrollo que tenemos el siglo XXI, los castillos hinchables gozan de unas características que lo hacen mucho más divertidos con toboganes y rampas, colores atracticos, formas y dibujos que le encantarán a los niños.

Y materiales muchos más resistentes y fuertes, junto con turbinas más eficientes y mejoradas para el inflado.

¡No dudes en alquilar tu castillo hinchable en Málaga este 2018!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *