Consejos y recomendaciones para organizar una fiesta infantil temática

Si bien es verdad que realizar una celebración temática en condiciones es más laborioso que organizar una celebración común, el resultado acostumbra a merecer la pena y retribuir el ahínco y el tiempo invertidos.

Además de esto, teniendo presente que los pequeños no son tan exigentes como los adultos (no van a detenerse a observar los pormenores de la decoración, por poner un ejemplo), podemos dejarnos ciertas concesiones y una mayor ligereza (después de todo, la tematización no es más que una disculpa a fin de que los pequeños lo pasen bien).

Las primordiales consideraciones que vamos a deber tomar en consideración ya antes de seleccionar un tema o bien otro para nuestra celebración temática infantil van a ser la edad de los pequeños que vayan a participar en exactamente la misma, el presupuesto del que disponemos, el sitio donde se festejará y los gustos predominantes de los asistentes.

En caso de que se trate de una celebración de aniversario, lo idóneo quizás sería que fuera el cumpleañero (y protagonista del acontecimiento) quien escogiera el tema en torno al que va a virar la celebración.

Fiestas infantiles con temas generales o bien extensos

Existen algunos temas que resultan más recurrentes que otros y que, por su parte, dejan un mayor margen para maniobrar. Por poner un ejemplo, las fiestas con temática animal acostumbran a dar bastante juego y resultan poco complejas de realizar. Un requisito imprescindible es que cada pequeño vaya disfrazado de un animal.

Si deseas eludir que broten rivalidades o bien enfados pues múltiples pequeños portan exactamente el mismo disfraz, puedes organizar una quedada anterior y también instar a cada invitado a que coja un papel (que habrás preparado anteriormente) de una cesta. En todos y cada papel figurará el nombre de un animal diferente, eludiendo conque haya reiteraciones.

En lo que se refiere a la ambientación, va a bastar con que decores el circuito con rebosante flores (puedes adquirirla o bien elaborarla tu mism@) y tengas preparada una lista de reproducción musical con sonidos de la naturaleza.

Otro de los temas más versátiles es el deporte. Una celebración temática deportiva es la mejor disculpa para realizar una serie de pruebas (puedes inspirarte en las de los Olimpiadas y amoldarlas a la edad de los convidados), como yinkana. Así, los pequeños se sostendrán entretenidos a lo largo de un buen tiempo. Eso sí, para este género de celebración hay dos requisitos indispensables: debes contar con espacio para acotar las diferentes zonas en las que montar las distintas pruebas y debe haber múltiples adultos que inspeccionen las actividades.

Y, como es natural, no podíamos olvidar las fiestas temáticas de cine. A todos y cada uno de los pequeños les agradan las películas, conque esta clase de acontecimientos son un acierto prácticamente asegurado. Solo deberás estar atent@ a las últimas tendencias infantiles para poder decidir sobre qué película, saga o bien personajes fundamentar la celebración. Solo por poner ciertos ejemplos más populares: Harry Potter, Los Minions, películas o bien personajes de Disney, etcétera

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *